defensoria de la fuerza publica logo blanco
WEB DE AUTOGESTIÓN LEGAL

Conseguir empleo luego de pensionarse: Derechos y oportunidades laborales

Defensoría militar Colombia

Una duda que siempre asalta a los miembros de la Fuerza Pública, es la de si van a perder alguno de sus beneficios luego de pensionarse. Lo primero a definir, es la expresión pensión. Las Altas Cortes y el ordenamiento jurídico colombiano para efectos prácticos, han asimilado la asignación de retiro y la pensión militar, como una misma prestación. Aunque su génesis es diferente, pues una nace del tiempo de servicio cumplido, y la otra nace de la invalidez o de la muerte, se ha entendido que los ingresos después del retiro, protegen de las distintas contingencias de la vida, bien sea a vejez o bien sea la invalidez o el mínimo vital del núcleo familiar del funcionario público uniformado que murió en cumplimiento del deber.

Ahora, descendiendo a la pregunta que da título a este artículo, debemos empezar a desmenuzar normativamente la incógnita planteada. A través de la constitución del 91, el constituyente primario materializó la importancia de ciertos derechos, los cuales denominó como fundamentales; es así que entonces el Estado, a través de su institucionalidad, se obliga a proteger a los más vulnerables, da preferencia al derecho al trabajo, a la seguridad social y tiene en cuenta un derecho muy importante, el derecho adquirido.

Te puede interesar: Excepción del pico y placa para la fuerza pública

Lo anterior significa que una vez se ha logrado el derecho al disfrute de una pensión de origen militar o policial, el ejercer un nuevo oficio o profesión no configura una prohibición para el goce del derecho fundamental al trabajo. Esta conclusión queda plasmada en el literal b del artículo 4 de la ley 4 de 1992, el cual transcribo:

ARTÍCULO 19.- Nadie podrá desempeñar simultáneamente más de un empleo público, ni recibir más de una asignación que provenga del Tesoro Público, o de empresas o de instituciones en las que tenga parte mayoritaria el Estado. Exceptúanse las siguientes asignaciones:

a. Las que reciban los profesores universitarios que se desempeñen como asesores de la rama legislativa;

b. Las percibidas por el personal con asignación de retiro o pensión militar o policial de la Fuerza Pública;

c. Las percibidas por concepto de sustitución pensional;

d. Los honorarios percibidos por concepto de hora-cátedra; (Ver Ley 30 de 1992, Artículos 73 y ss.)

e. Los honorarios percibidos por concepto de servicios profesionales de salud.

f. Los honorarios percibidos por los miembros de las juntas directivas, en razón de su asistencia a las mismas, siempre que no se trate de más de dos juntas. (Ver Decreto 128 de 1976, Art. 15. “Reglamentado por el Decreto 1486 de 1999”)

g. Las que a la fecha de entrar en vigencia la presente Ley beneficien a los servidores oficiales docentes pensionados. (Ver Ley 60 de 1993, Art. 6) (Ver Ley 114 de 1913) (Ver Decreto 1042 de 1978. Art. 32) (Ver Decreto 224 de 1972.) (Ver Concepto de la SCSC del Consejo de Estado Radicado No. 712 de 1995)

PARÁGRAFO. No se podrán recibir honorarios que sumados correspondan a más de ocho (8) horas diarias de trabajo a varias entidades.

Es decir, si en el sector público no hay una prohibición, al contrario, hay plena libertad del disfrute al derecho fundamental al trabajo, con más veras en el sector privado, sí que está permitido trabajar.

Es importante destacar que conseguir empleo luego de pensionarse puede ser una excelente oportunidad para seguir creciendo profesionalmente y mantenerse activo en la sociedad. Además, el trabajo no solo brinda ingresos económicos adicionales, sino que también permite mantenerse socialmente activo, adquirir nuevas habilidades y contribuir al desarrollo del país.

Es fundamental que los miembros de la Fuerza Pública que deseen conseguir empleo luego de pensionarse conozcan sus derechos y las oportunidades laborales disponibles para ellos. Pueden optar por trabajar en el sector público, en el sector privado o incluso emprender su propio negocio.

En el sector público, existen diferentes entidades que valoran la experiencia y conocimientos adquiridos por los miembros de la Fuerza Pública, lo que puede abrir puertas a oportunidades laborales interesantes. Además, es importante tener en cuenta que el ejercicio de un nuevo empleo no afecta el derecho al disfrute de la pensión, siempre y cuando se cumpla con las disposiciones legales correspondientes.

En el sector privado, también existen diversas oportunidades laborales para los miembros de la Fuerza Pública pensionados. Muchas empresas valoran la disciplina, el compromiso y la capacidad de trabajo en equipo que caracterizan a estos profesionales. Es recomendable actualizar el currículum vitae y resaltar las habilidades y experiencias relevantes para el puesto al que se desea aplicar.

Además, es importante mencionar que los miembros de la Fuerza Pública pensionados también pueden optar por emprender su propio negocio. El emprendimiento ofrece la posibilidad de desarrollar una idea o pasión, generar ingresos y contribuir al crecimiento económico del país. Es necesario contar con un plan de negocio sólido y realizar un análisis detallado del mercado y la viabilidad del proyecto.

En conclusión, conseguir empleo luego de pensionarse es una opción viable y legal para los miembros de la Fuerza Pública. El derecho al trabajo está protegido por la Constitución Política y las leyes colombianas, y no existe una prohibición expresa para ejercer un nuevo empleo luego de pensionarse. Es importante conocer los derechos y oportunidades laborales disponibles, tanto en el sector público como en el sector privado, y tomar decisiones informadas que permitan seguir creciendo profesionalmente y disfrutando de una vida laboral activa y productiva.

Te puede interesar

error: Contenido Protegido !!