defensoria de la fuerza publica logo blanco
WEB DE AUTOGESTIÓN LEGAL

Fui Herido en combate: ¿Y ahora? 1 de 3

Defensoría militar Colombia

En Colombia, nuestros valientes hombres y mujeres de la fuerza pública arriesgan sus vidas para proteger a nuestro pueblo. Sin embargo, en el cumplimiento de su deber, es posible que caigan víctimas de ataques enemigos y resulten heridos en combate. Aunque se les denomina héroes, la realidad es que muchos de ellos enfrentan estigmatización y dificultades en el ejercicio de sus derechos.

Es lamentable que aquellos que sufren una merma en su capacidad laboral debido a heridas en el conflicto sean considerados un estorbo por algunas oficinas de personal. En lugar de recibir apoyo, se encuentran con obstáculos que pueden llevar a un retiro prematuro de la institución. Aquellos afortunados que sufren heridas leves pueden tener la oportunidad de ascender y obtener el estatus de retirado, pero en la mayoría de los casos, se enfrentan a un abandono sistemático. La pensión que reciben no puede compensar la pérdida de una extremidad u órgano.

Quizas te interese: Nuestra cuenta de Tik tok

En situaciones tan difíciles, donde se violan múltiples derechos y se sufre revictimización, la única salida es luchar con determinación para superar la adversidad. Es importante tomar la discapacidad como una bendición y aprender a empezar de nuevo. Si el destino es el retiro de la institución, debemos asumirlo con la frente en alto y buscar justicia.

Una opción para buscar reparación es presentar una demanda por reparación directa y nulidad y restablecimiento del derecho. Es fundamental contar con el apoyo de los mejores profesionales legales que puedan guiar y representar en este proceso. El objetivo es obtener la compensación y el reconocimiento que se merece por el sacrificio realizado en servicio del país.

Además de buscar justicia legal, es importante buscar apoyo emocional y psicológico. Las heridas físicas pueden sanar, pero las heridas emocionales pueden llevar más tiempo. Es fundamental rodearse de personas que comprendan y apoyen en este proceso de recuperación.

La sociedad también tiene un papel importante en apoyar a los veteranos heridos en combate. Es necesario crear conciencia sobre las dificultades que enfrentan y promover una cultura de inclusión y respeto. Debemos reconocer su valentía y sacrificio, y brindarles oportunidades para reintegrarse a la vida civil.

En resumen, si has resultado herido en combate, es fundamental luchar por tus derechos y buscar justicia. No estás solo en esta batalla, hay profesionales dispuestos a ayudarte. Aunque el camino puede ser difícil, recuerda que eres un héroe y mereces ser tratado con dignidad y respeto. Aprende a ver tu discapacidad como una bendición y demuestra al mundo que eres capaz de superar cualquier adversidad.

error: Contenido Protegido !!